Ayurveda

ayurveda liashi

Ayurveda es la medicina tradicional de la India, es un sistema holístico (cuerpo-mente-espíritu).

Ayurveda está reconocida por la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) como una medicina tradicional y avalada por una experiencia clínica ancestral.

Además nos brinda la posibilidad de buscar otra forma de vivir nuestra vida, tal vez seria mas correcto decir, que nos brinda la posibilidad de una mirada diferente a nuestra vida (concepción-nacimiento, envejecimiento-muerte, mente-emociones, maternidad-mujer, ejercicio-rutinas, nutrición física-intelectual, cuidados diarios y estacionales, ética-espiritualidad).

Cuando observamos “lo habitual” desde otra perspectiva, es muy posible que lo que tratamos como problemas pasen a ocupar otra categoría y nuestras decisiones y acciones ante los mismos  serán totalmente diferentes y nuevas.

Muchas veces no es tan importante cambiar nuestra vida sino cambiar la forma en que la enfrentamos diariamente. Reaccionamos por costumbre, como hemos observado/aprendido que se venia haciendo, sin plantearnos ni tan siquiera la posibilidad de tomar actitudes/acciones diferentes.

A través del Ayurveda nos hacemos responsables de nuestro cuerpo y nuestra mente, nos responsabilizamos de como los nutrimos física e intelectualmente. Tan importante es el alimento que comemos diariamente como la información (alimento intelectual) que introducimos en nuestra mente a través de los sentidos. No somos conscientes de la importancia que tiene las programaciones que escuchamos en nuestro entorno, la información genética que heredamos y la manipulación informativa y educacional que sufrimos en este nuestro primer mundo.

Como cuidamos y educamos nuestra nutrición (tanto física como intelectual) será lo que marque la diferencia, para que nuestro cuerpo y nuestra mente nos sirvan de la mejor manera posible en nuestro paso por la vida, teniéndoles como nuestros aliados, no como una carga o un obstáculo debido a sus dolencias y padecimientos.

Con este sencillo cambio de actitud recuperamos nuestra parcela de poder, nuestra seguridad en nosotros mismos y el control de nuestras vidas, para poder tomar las decisiones que más nos benefician y que favorezcan nuestra salud y armonía e irremediablemente la  salud y la armonía de nuestro entorno y nuestra sociedad.